top of page
  • Foto del escritorPiccolo Giardino

¿Qué es el “Refuerzo positivo” en los niños?

Actualizado: 6 jun



Educar a un hijo es una tarea compleja. Requiere por parte de los padres gran paciencia y habilidad además de planeación. Pero utilizando los reforzadores positivos adecuados y en el momento justo se puede incentivar correctamente los comportamientos más adecuados para el desarrollo del niño.


Si los padres ofrecen una respuesta agradable y estimulante a aquellos comportamientos deseados de sus hijos, estos van a desarrollar esas conductas más fácilmente. Además, van a fortalecer su autoestima y sus habilidades de aprendizaje y socialización. 


El refuerzo positivo no tiene que ser siempre un bien material, como un dulce o un juguete. Algunos refuerzos positivos que podemos utilizar son: un paseo en bici, un beso, un elogio o una palabra cariñosa son respuestas que resultan muy positivas para los niños.Una de las principales dificultades es que el niño sienta que merece ese refuerzo positivo por cualquier conducta. Para que no ocurra esto necesitamos establecer criterios sencillos identificables para que los más pequeños lo entiendan, que sepan que cuando tienen un reto o algo nuevo es cuando recibirán el refuerzo, pero si ya tienen integrada una actividad en su rutina no estaremos elogiando cada pequeño detalle. Además, un aspecto importante es que la recompensa debe ofrecerse en un plazo de tiempo corto. Para que resulte eficiente el refuerzo positivo el niño no debe esperar mucho tiempo para recibir la recompensa.


Si facilitamos el refuerzo positivo inmediatamente después de la conducta que queremos reforzar facilitaremos el aprendizaje a través de esta asociación: comportamiento-refuerzo positivo y más adelante los niños copiarán esta forma siendo ellos mismos quienes elogien a sus pares al observar conductas positivas o también ellos mismos se sientan seguros de si mismos al saberse importantes y valiosos por tener logros ante los retos que se les presentan.En resumen podemos decir que el reforzamiento positivo ayuda a dar estabilidad emocional a los niños aumentando su sana autoestima. Y ¿qué sucede cuando los niños no siguen las reglas o están rebeldes? Los niños por naturaleza buscan agradar a sus padres o maestros, les interesa hacer las cosas bien pero en ocasiones también les divierte probar qué pasa si no lo hacen. En estas ocasiones donde se les olvidan las reglas o tratan de estirar los límites será muy importante mantenernos firmes y claros para explicarles qué se espera de ellos y sustituir la palabra “castigo” por consecuencias. Las consecuencias siempre deben ser  lógicas, adecuadas a la acción o falta y aplicarse en el momento para conseguir un fin educativo y positivo. La actitud del adulto siempre guardando la calma y “sin engancharse” es fundamental para con el ejemplo ayudar a los niños a rectificar y darse cuenta que no pasa nada si se equivocan, el error es parte importante del aprendizaje y no se juzga, el error nos ayuda a corregir para ser mejores.


En Piccolo los niños viven constantemente consecuencias lógicas como son: 

  • si corren dentro del salón se les pide regresar y volver a entrar pero caminando

  • si tiran agua deben ir a buscar el trapeador y secar,

  • si interrumpen mientras la miss o guía está hablando se les pide esperar su turno para hablar,

  • si le dicen algo feo a algún compañero se les pide disculparse y reflexionar sobre la importancia del respeto,

  • si gritan para pedir atención no se les resuelve sino que se les recuerda hablar en voz baja y que esperen su turno para ser atendidos, etc. 


Algo muy valioso también es reflexionar con los niños sobre qué piensan ellos de ciertas conductas, reglas, actitudes; de esta manera se promueve la autoevaluación que les genera mucho mayor compromiso. Además es mucho más sencillo después retomar y recordarles lo que se pactó o habló previamente para así favorecer una actitud autocrítica de mejora continua basada en valores.


Como complemento y para profundizar en este tema tan interesante les compartimos la liga a la Conferencia AMI "La Neurociencia de Montessori" de Solange Denervaud: estudios neurológicos que demuestran beneficios de la metodología Montessori para mejorar en la toma de decisiones frente a nuevos retos de forma creativa, sin generar estrés y con mejores opciones y resultados.




1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page