top of page
  • Foto del escritorPiccolo Giardino

Conociendo Montessori

Actualizado: 6 jun



La Dra. María Montessori (médico, pedagoga y científica) observó que el niño posee dentro de sí el patrón para su propio desarrollo (bio-psico-social). El niño se desarrolla plenamente, cuando se permite que este patrón interno dirija su propio crecimiento. Construye así su personalidad y su propio conocimiento del mundo, a partir de ese potencial interior. 


“El niño es el padre del hombre”, decía la Dra Montessori, ya que es el niño quien se crea a sí mismo revelando la persona en la que puede transformarse. Esa transformación es su principal tarea, una tarea intensa e incesante que lleva a cabo naturalmente y con una inmensa alegría.  


A través de la observación sistemática y la investigación científica en distintos entornos culturales, la Dra. Montessori desarrolló un método pedagógico integral que asiste al niño en esta tarea fundamental. Es un programa amplio e integrado que cubre todas las áreas temáticas (matemáticas, lengua, ciencias, historia, literatura, arte, música) desde los 0 hasta los 18 años. 


Las neurociencias y la psicología cognitiva confirman hoy los principios generales que sustentan la educación Montessori. En estudios de Oxford University se pone de manifiesto las habilidades sociales y académicas superiores de los niños educados en un ambiente Montessori durante la primera infancia.


Principios generales

Algunos principios de la Educación Montessori respaldados por la investigación científica (Montessori. The Science Behind de Genius, Angeline Stoll Lillard, 2005, Oxford University Press):

  1. Pensamiento y movimiento: el pensamiento y el movimiento están estrechamente ligados. El movimiento potencia el pensamiento y el aprendizaje.

  2. Libre elección: el aprendizaje y el bienestar mejoran cuando las personas sienten que tienen control sobre sus vidas. Se desarrollan la independencia, la voluntad y la responsabilidad.

  3. Interés: el niño aprende mejor cuando está interesado en lo que está aprendiendo. Ayuda a la comprensión y la concentración.

  4. La recompensa es interna: la práctica lleva al logro. Contribuye a la autoestima, al sentido de responsabilidad y al pensamiento crítico.

  5. Aprendiendo de y con los pares: el aprendizaje se potencia con el ejercicio de enseñarle a otros. Promueve el respeto, la tolerancia y la solidaridad.

  6. Aprendiendo dentro del contexto: el aprendizaje situado en contexto significativo es más profundo y rico que el aprendizaje en un contexto abstracto.

  7. Interacción guía / alumno: la guía observa y acompaña, posibilita al niño el actuar, querer y pensar por sí mismo, ayudándolo a desarrollar confianza y disciplina interior.

  8. Orden en el ambiente y en la mente: el orden externo y la secuencia en el uso de materiales son beneficiosos para el orden interno del niño. Promueve la claridad de pensamiento y la concentración.


¿Sabías que…?

Existen grandes mentes que fueron “niños Montessori”

Algunos ejemplos:

  • Ana Frank: El diario de Ana Frank.

  • Jacqueline Kennedy: editora y ex primera dama de Estados Unidos.

  • Julia Child: chef, autora y presentadora de TV.

  • Katherine Graham: dueña y editora del Washington Post.

  • Gabriel García Márquez: Premio Nobel de Literatura.

  • George Clooney: actor, director, productor y guionista. 

  • Beyonce: cantante, bailarina, actriz, compositora y directora discográfica. 

  • Jeff Bezos: creador de Amazon.

  • Sergey Brin y Larry Page: creadores de Google.

  • Jimmy Wales: creador de Wikipedia.

  • Will Wright: diseñador de videojuegos y creador de SimCity.

  • Mark Zuckerberg: programador y empresario creador de Facebook/Meta.

  • Josua Bell: violinista.

  • Andrew McAfee: co-director del MIT Centro de Negocios Digitales y director del Centro del MIT Sloan School of Management.

 

El método Montessori se caracteriza por proveer un ambiente preparado: ordenado, estético, simple, real, donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo de los niños. El aula Montessori integra edades agrupadas, lo que promueve naturalmente la socialización, el respeto y la solidaridad. 


El ambiente preparado ofrece al niño oportunidades para comprometerse en un trabajo interesante, elegido libremente, que propicia prolongados períodos de concentración que no deben ser interrumpidos. La libertad se desarrolla dentro de límites claros que permite a los niños convivir en la pequeña sociedad del aula. 


Los niños trabajan con materiales concretos científicamente diseñados, que brindan las llaves para explorar el mundo y para desarrollar habilidades cognitivas básicas. Los materiales están diseñados para que el niño pueda reconocer el error por sí mismo y hacerse responsable del propio aprendizaje. 


El adulto es un observador y un guía; ayuda y estimula al niño en todos sus esfuerzos. Le permite actuar, querer y pensar por sí mismo, ayudándolo a desarrollar confianza y disciplina interior.

0 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page